Justina Cabral y Ezequiel Cámara

NIEBLA

Niebla, suspiro de alma,
carente de su sueño,
en pena, con la sangre…
¡La sangre de los besos!

Hablando con la noche,
por cada pensamiento…
¡Con las alas del río
me los llevo lejos!

Y por amar la luna,
con amarres al cielo,
cambió de sol el frío
y cobijó mi pecho.




EL BAÑO

Encerrado en el baño, pequeño lugar,
preso de un miedo sin sentido (Asustado).
Afuera está el peligro
y dentro del pequeño baño
todo le es familiar:
El inodoro, el videt, la ducha.
Sabe cuantas baldosas y azulejos hay
(Todos son pares, los colores y los ruidos).
El espejo, ese espejo
que día a día le da una imagen...
Le entregan la comida por el pequeño ventiluz
¡Todo está bien!
El baño es su mundo,
un universo de caños,
aguas sonoras.
Cuando la cadena se tira,
 pequeños rechinares de la canilla...
No hace falta nada,
aquí esta la vida en su plenitud.