Juan Disante

cuando el día se apaga comienza el despiece
perder la casa es rápido
volver a levantarla toma mucho
a veces vuelven casas que son llagas
que son ruinas
que falsifican la vuelta

pero nunca olvidamos

asoma el pálpito cuando el día florece 
de la memoria activa
vuelven a brotar las casas
que no cejan
que no se domestican
la alegría está en nuestras raíces
cómo no vamos a querernos 
si la vida está buena
pese a todo
crecemos como candiles 
como moradas